Rutas históricas por Cantabria

Rutas históricas por Cantabria

Es bien sabido que Cantabria, mi tierra natal, es una pequeña región en el norte de España, ubicada entre el mar y la montaña. Pero lo que no muchos conocen es que por ella pasan varias rutas ancestrales cargadas de historia. Por ello podemos decir que Cantabria es una encrucijada de caminos.

Señal del Camino del Norte en Paseo Pereda (Santander)

Señal del Camino del Norte – Pº Pereda (Santander)

– El Camino de Santiago, aquí llamado Camino del Norte, o del Mar, o Costero, ya que no hay un único camino para llegar a Santiago (aunque el más famoso sea el camino francés, que entraría a España por Roncesvalles), siendo éste sin duda el más antiguo de todos los caminos de peregrinación jacobeos. De hecho, se cuenta que muchos peregrinos en la Edad Media usaban esta ruta para evitar tropezarse con los musulmanes. Otra teoría que justificaba seguir usando esta ruta es que resultaba muy fácil orientarse bordeando toda la costa, para asegurarse la llegada al ansiado destino.

El Camino del Norte atraviesa Cantabria de este a oeste, recorriendo las históricas Cuatro Villas de la Costa (Castro Urdiales, Laredo, Santander, y San Vicente de la Barquera), además de otras localidades monumentales como Santoña, Comillas o Santillana del Mar, distribuido para el caminante al menos en unas 7 etapas.

Camino Lebaniego: En Cantabria tenemos uno de los 4 lugares del cristianismo donde se puede obtener el jubileo mediante la peregrinación en sus respectivos años santos o jubilares. En el monasterio de Santo Toribio, en el valle de Liébana, se conserva el “Lignum Crucis”, que según la tradición es el trozo más grande de la Cruz de Cristo, el cual llegó allí en el siglo VIII huyendo de la invasión musulmana, junto con los restos del Santo Toribio (obispo de Astorga) que trajo la reliquia desde Tierra Santa. Hace ya más de 500 años, en 1512, una bula papal instauró el año santo lebaniego (que sólo se celebra cuando la festividad de Santo Toribio, el 16 de abril, cae en domingo), año en el que los peregrinos vienen a venerar esta reliquia para ganar el jubileo.

Camino del Norte y Camino Lebaniego

Camino del Norte y Camino Lebaniego

El camino sale de la costa cantábrica, concretamente desde San Vicente de la Barquera, llegando hasta Santo Toribio de Liébana, en tan solo 3 etapas, motivo por el que muchos peregrinos optaban por adentrarse unos días en la comarca lebaniega y ganar también el jubileo. El Camino Lebaniego posee una credencial específica y un documento acreditativo de la peregrinación, llamado la Lebaniega, así como en el camino jacobeo existe la consabida Compostela. También en el Monasterio de Santo Toribio tenemos una Puerta del Perdón, que solo se abre en el año santo, que se convierte en la entrada principal para todos los peregrinos.

Así, puedo decir orgulloso que Cantabria es la única región del mundo cristiano que cuenta con dos caminos de peregrinación jubilar, lo que confirma que es una verdadera encrucijada de caminos. Por cierto, el próximo Año Santo Lebaniego será en el 2017. Ya tienes una excusa para ir planificando tus vacaciones para disfrutar de mi preciosa región y de paso ganar el jubileo.

Cantabria presenta una interesante novedad respecto a las otras rutas jubilares, y es que éste es un camino “inteligente” con conectividad wifi en red gratuita para todos los peregrinos, gracias al proyecto “Camino Lebaniego en red“. Algo que mejorará la experiencia de los caminantes de estas tierras, reforzado con una app que les proporciona toda la información necesaria para su peregrinación.

Monumento a los Foramontanos en Mazcuerras (Cantabria)

Monumento a los Foramontanos en Mazcuerras (Cantabria)

– Ruta de los Foramontanos: Otra ruta interesante en Cantabria, aunque no de peregrinaje como las anteriores, pero sí histórica y paisajística, es la ruta que comunica Cantabria con Castilla, partiendo de Cabezón de la Sal, o más exactamente de Mazcuerras, en el valle del Saja. Esta ruta debe su nombre a aquellos cántabros que allá por el siglo IX salían de sus tierras del norte, hacia fuera de las montañas, para repoblar las tierras de Castilla tras la reconquista a los musulmanes. Como decía el escritor y periodista Victor de la Serna (hijo de Concha Espina), y así figura escrito junto a la piedra rosada del monumento que les honra, “aquí empieza esa cosa llamada España”.

Dentro de esta ruta, entre otros lugares de belleza paisajística, merece la pena visitar el bosque de Secuoyas del Monte Corona, el segundo más grande de Europa, y perderse entre las calles de Bárcena Mayor, el pueblo más antiguo de Cantabria, declarado conjunto histórico-artístico, que merecería un post exclusivo para sí solo. Pero eso, ya será en otra ocasión.

Post escrito por Luis Fernández del Campo – Blog: Viajero Digital

Luis Fernández del Campo

En mi blog, hablo de viajes desde la perspectiva del viajero digital, o turista social, que utiliza tecnología 2.0 para organizar sus viajes, recorrer el mundo y compartir experiencias gastronómicas y turísticas, provocando sentimientos memorables.

Soy un ciudadano santanderino residente en Barcelona, amante de los viajes, el turismo, la gastronomía, que vive conectado a través de las redes sociales a todo y a todos.

Mi lema es “viajar conectados y conectando”.

Viajero Digital, siempre conectado y conectando.

Related Posts

Comments (3)

  1. Nov 10, 2015

    Muy interesante, Luis. Me ha gustado el post.

  2. Ahora… a recorrerlas!!! Organizamos un blogtrip?

  3. Nov 10, 2015

    Siiii! Me apunto. Tengo el objetivo de hacer el camino de Santiago, justo el del norte.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies