Visita a la Casa Lleó i Morera

Joaquin Martinez Actividades , , Deja un comentario

Casa Lleó i Morera

Elena de Los Viajes de Quim y Elena se acercó a la famosa casa modernista Lleó i Morera de la mano de Cases Singulars, aprovechando la celebración del tercer aniversario de la asociación.

Domingo de verano a las 16,30h, la verdad es que con el calorazo no apetece demasiado moverse de casa, pero por suerte la pereza se queda a un lado y me acerco a la visita ya concertada previamente.

Casa Lleó i Morera

Nos recibe un simpático guía que con entusiasmo va dirigiéndonos por el interior de la casa. Actualmente no está amueblada, y por un lado es una pena ya que hubiera sido genial poder disfrutar también del mobiliario, pero eso hace que nos centremos más en los ambientes y en los muchos detalles que tiene la decoración.

La visita comienza por la zona “pública” de la casa, donde los señores recibían a sus visitas y como no, lo importante era aparentar, por lo que en esta zona vemos paredes con mármol rosa, carísimo en la época, además de detalles con cenefas y el techo precioso. Enseguida llegamos a la chimenea que separa dos ambientes o salones, originalmente era una sala diáfana con la chimenea en el centro, más tarde pusieron puertas para dividir ambas salas.

Techos decorados en madera

Techos decorados en madera

Frente a la chimenea una galería circular, desde donde se puede disfrutar de la vista del Paseo de Gracia, ya que sale 2 metros sobre él. Lo curioso, es que en la época estaba destinado a que las mujeres de la casa pudieran estar asomadas, cuando no tenían compañía para salir a la calle, ya que ellas solas no debía estar contemplado. Supongo que en esos años lo vivían como algo normal, pero desde el siglo XXI a mi me pareció como estar en una cárcel, lujosa y preciosa, pero cárcel al fin y al cabo.

Continuando el recorrido, nos adentramos en la zona privada. Aquí ya no hay mármol en las paredes. Nos encontramos con las habitaciones del señor y la señora, por separado, ambas con suelos hidráulicos con diferentes decoraciones al gusto de cada uno y en el centro un salón que es la joya de la casa. La cristalera es espectacular y en las paredes hay grabados relieves con diferentes escenas de mujeres y naturaleza.

Vidriera en el salón privado

Vidriera en el salón privado

Y para terminar, ¿cómo no iban a tener un patio donde disfrutar del buen tiempo? Pues no se si ellos pasaban mucho tiempo en este patio, pero yo ya me imaginaba allí con una piscinita y un par de tumbonas ¡Una casa con miles de posibilidades! Jeje

La Casa Lleó i Morera forma parte de la Ruta del Modernismo de Barcelona y está dentro de lo que llaman la Manzana de la Discordia, compitiendo en belleza con la Casa Batlló y Casa Amatller. Francesca Morera encargó la remodelación del edificio a Doménch i Muntaner entre 1902-1905.

Techo decorado con pan de oro

Techo decorado con pan de oro

 

Sobre el Autor

Joaquin Martinez

Deja un comentario