Turismo en el Baix Llobregat, siguiendo la #RutadelTram

Socio Bcntb Actividades 3 Comentarios

Foto grup Ruta del tram 4 juliol 2015_1

Los viajeros que suelen viajar lejos de su casa, buscando el exotismo de las tierras remotas, a menudo tienden a menospreciar (o como mínimo a posponer) el conocimiento de los sitios interesantes más cercanos a su propia ciudad. A mí me suele pasar. Estoy tan centrado en intentar conocer lo que sea más lejano que a menudo me sorprendo cuando conozco por primera vez un lugar muy próximo que me había pasado inadvertido hasta entonces.

El blogtrip #RutadelTram que ha organizado el Consorci de Turisme del Baix Llobregat, y en el que hemos sido invitados unos cuantos bloggers de la asociación BcnTB, sirve justamente para esto: dar a conocer una serie de localizaciones de interés museístico, histórico, arquitectónico y gastronómico muy cercanos a la capital catalana y dando la posibilidad de poderlos visitar con un sistema de transporte público, el tranvía del TRAM BAIX.

20150704_102448

Antoni Gauci y Josep Mª Jujol suben al TramBaix

El itinerario empieza en la parada del tranvía de Francesc Macià. De aquí las líneas T1-T2 del TRAM BAIX permiten acceder en pocos minutos a la parada Bon Viatge, en Sant Joan Despí. Antes de llegar hemos tenido la sorpresa de encontrarnos con Antoni Gaudí y Josep Maria Jujol, caracterizados por dos actores que han amenizado el viaje con las anécdotas de los dos arquitectos. Jujol fue durante muchos años aprendiz de Gaudí y posteriormente arquitecto municipal de Sant Joan Despí, por lo que gran parte de su obra se encuentra en esta localidad. En Esplugues de Llobregat, muy cerca de aquí, se encontraba la fábrica de cerámicas llamada La Rajoleta, donde Gaudí y la mayoría de los arquitectos modernistas se proveían de la cerámica con la que decoraban sus construcciones. La fábrica pertenecía al sr. Pujol i Bausis, así que acompañaremos a Gaudí y a Jujol a la fábrica para que éstos pudieran hacerle un pedido de 12.000 losetas que Gaudí necesitaba para poder decorar, con trencadís, los bancos del Parc Güell.

20150704_104349

Sant Joan Despi – Torre de la Creu

Pero antes de llegar a la fábrica paramos en Sant Joan Despí para ver dos de las más conocidas obras de Jujol. Por un lado la Torre de la Creu, llamada así por la gran cruz de hierro forjado que se erige en su cúspide, aunque la mayoría de la gente la conoce como la Casa de los Huevos por la forma de las bóvedas  que la coronan. Jujol la acabó de construir en 1916 para su tía, viuda de Gibert. Todavía hoy mantiene esas formas redondeadas y cilíndricas que rompieron moldes en su época. Muy cerca de aquí se encuentra Can Negre, una masía remodelada en la que Jujol no sólo modificó la fachada (con un ancho balcón mirador que parece un carruaje encajado en la pared) sino que le añadió un piso superior y decoró toda la pared con serigrafías en las que la religión (especialmente referencias a la Virgen María) pero también las vides de la familia hacen presencia. En su interior, convertida en escuela y exposición de arte, todavía se pueden ver algunos de los armarios que diseñó Jujol para la familia, así como la capilla y algunas decoraciones de las paredes.

Sant Joan Despi - Can Negre / Centre Jujol

Sant Joan Despi – Can Negre / Centre Jujol

De nuevo en los frescos vagones del TRAM BAIX nos acercamos hasta la parada Pont d’Esplugues para visitar lo que queda de la antigua fábrica La Rajoleta: un par de altas chimeneas de los antiguos hornos y unas escaleras en el interior del museo que bajan hacia las profundidades de otros hornos de cerámica. El recinto es uno de los dos Museus d’Esplugues que nos permiten conocer el vínculo de la ciudad con la cerámica (especialmente la relacionada con la decoración arquitectónica). El otro espacio es Can Tinturé, donde se muestra la colección de cerámica de Salvador Miquel que abarca desde los siglos XIV al XIX.

Esplugues de Llob. - Museo "La Rajoleta"

Esplugues de Llob. – Museo “La Rajoleta”

Muy cerca se encuentra el monasterio de Santa Maria del Montsió, con su claustro del siglo XIV que ha sufrido ya dos reubicaciones a lo largo de su historia hasta llegar finalmente a Esplugues. Entramos y nos maravillamos con la delicadeza de sus formas y la tranquilidad que se respira en su interior y en los jardines de Can Casanovas a su lado.

Esplugues de Llob. - Claustro del convento de Montsió

Esplugues de Llob. – Claustro del convento de Montsió

Regresamos al TRAM BAIX para recorrer el trecho final hasta la parada Walden, en Sant Just Desvern. La parada se encuentra justo enfrente del famoso edificio que le da nombre: Walden 7. Construido por Ricard Bofill en 1975 como bloque de pisos de protección oficial, el Walden sigue siendo un edificio moderno con detalles visionarios, admirado y estudiado por hordas de estudiantes de arquitectura que lo visitan con asiduidad. Las losetas cerámicas que cubrían su exterior y que se fueron cayendo con el tiempo (fabricadas en Jaén, no en La Rajoleta) se quitaron hace veinte años, pero el exterior sigue teniendo el color teja de las kasbahs marroquíes que inspiraron a Bofill. En su interior encontramos otras referencias a los viajes del arquitecto, con paredes de un ocre pálido que semejan las arenas saharianas o cerámica azul que emula el color de la gran mezquita de Istanbul.

Sant Just Desvern - Edificio Walden 7

Sant Just Desvern – Edificio Walden 7

Junto al Walden se eleva por encima de 105 metros de altura la gran chimenea de lo que había sido una inmensa fábrica de cemento. Desde hace casi veinte años alberga el Mirador de Sant Just, un restaurante con visión panorámica de 360 grados.

Sant Just Desvern - Restaurante El Mirador de Sant Just

Sant Just Desvern – Restaurante El Mirador de Sant Just

Desde aquí se distinguen las dos piscinas del Walden, y casi desearíamos abandonar el mirador para ir a zambullirnos en sus frescas aguas… hasta que vemos lo que nos sirven en el restaurante para degustar la excelente gastronomía del restaurante, que forma parte del grupo Cubat, todo ello hecho con excelentes ingredientes de kilómetro cero. Entonces, nos queda claro que nuestro sitio está aquí, entre las bandejas de brandada de bacalao, los pinchos de ternera y shitake, las crêpes crujientes de calabacín y queso, la fruta chocolateada y los vasos de vino blanco y cava refrescante.

Finaliza otro día duro, pero con grandes descubrimientos….

Jordi Canal Soler Mauna_Kea

Autor del texto y de las fotografías: Jordi Canal Soler.

Escritor y fotógrafo, explorador de la diversidad del mundo, me gusta viajar, fotografiar y explicar lo que he visto. En mi web Apunts de Viatge podrás conocer un poco más sobre mi a través de las diferentes entrevistas que me han hecho y las apariciones en los medios de comunicación.

 

Sobre el Autor

Socio Bcntb

Este post es una contribución de un socios de BcnTB.

3 Comments on “Turismo en el Baix Llobregat, siguiendo la #RutadelTram”

  1. Pingback: De ruta con el Tram: Esplugues de Llobregat - Viajero Digital | Viajero Digital

Deja un comentario